Cuidado seguro para pacientes con demencia

Sistema de Demencia D-POS

Aproximadamente 50 millones de hombres y mujeres en el mundo sufren actualmente de demencia y esas cifras están aumentando. Este desafío solo se puede abordar con mucha atención, paciencia y tecnología altamente desarrollada.

NEAT respalda estos crecientes desafíos usando el sistema de demencia D-POS, el cual aligera las cargas de trabajo de los cuidadores y permite que los pacientes tengan su propio espacio.

El Sistema D-POS es una solución integral diseñada para cubrir dos necesidades esenciales en un centro de atención: permitir a los pacientes moverse libremente por los centros residenciales y de atención médica y facilitar el trabajo de los profesionales de la salud las 24 horas del día.

Para cumplir estos objetivos, el sistema D-POS crea áreas seguras y controladas para los pacientes. Este sistema permite llevar a cabo una gestión inteligente de cuatro servicios fundamentales: Control de acceso, Control de errantes, Localización indoor y Botón de pánico y botón de asistencia para pacientes y cuidadores.

Los pacientes sólo tienen que usar una pulsera llamada SMILE ID y disfrutar de una amplia libertad de movimiento. En los casos de personas con demencia, se usa la pulsera UDAT-S con un broche especial anti-apertura y resistente a los cortes.

El sistema D-POS se complementa con un receptor de alarmas móvil como TREX o D-TREX portado por los profesionales de atención y/o con NOVO , un terminal digital de teleasistencia.

Para obtener más detalles técnicos, haga clic aquí.

Descubre cómo funciona el Sistema D-POS:

 

 

Ejemplo de aplicación: Cuidado en una residencia

 

  • Localización INDOOR: 6, 7
  • Botón de Asistencia y Pánico: 6, 7, 8
  • Control de Acceso: 1, 2, 3, 4, 5
  • Control Errantes: 6, 7

/projekt/images/solutions/spain/imagen web.png

 

 

 

 

Hermanas Hospitalarias se embarca en un desafiante proyecto con Grupo Neat

Los centros de Hermanas Hospitalarias de Málaga y Granada, dedicados a la atención de personas con discapacidad intelectual, apostaron por tres grandes desafíos: elevar la calidad de vida de usuarios y familiares, dotar a las residencias de una innovadora tecnología altamente fiable que modernizara sus instalaciones y ayudar a los profesionales de salud a actuar en situaciones de emergencia.

Tanto en el centro de Málaga como en el de Granada se instalaron  el sistema de control de errantes, el botón de pánico y el sensor de cama, para alertar cuando un residente abandona la cama.

Vea todos los detalles de este importante despliegue: